JoniJnm.es

Es imprescindible estar registrado para publicar en isencial.            | 

BUSCAR CEE EN ISENCIAL

Elija una Categoría
Provincia
Banner
Imprimir

Onda aprueba un nuevo plan de empleo para personas con discapacidad

Escrito por Isencial on .

Imprimir

La Junta apoya con 367.582 euros el empleo de personas con discapacidad

Escrito por Isencial on .

El delegado territorial de la Junta,  Luis Domingo González, junto con el gerente provincial del Ecyl, José Manuel Barrientos, informó ayer sobre las ayudas de la Junta a las entidades locales para la contratación de desempleados con discapacidad.
Luis Domingo González recordó que en 2013 se consolidó la prestación de servicios públicos de calidad en Castilla y León y Palencia y subrayó el deseo de que 2014 sea el año del empleo. «Nos comprometimos a conseguir ser un referente en la creación de puestos de trabajo como lo éramos en el aspecto de servicios públicos». Para conseguirlo, la Junta estableció dos líneas de trabajo: la vía empresarial y la de colaboración con las entidades locales. Dentro de la segunda vía se encuentra la última subvención concedida para el contrato de personas desempleadas con discapacidad.
La reciente resolución favorece dos aspectos. Por un lado, contribuye a la empleabilidad de personas que tienen mayor dificultad para buscar y encontrar empleo y, por otro, ocasiona un bien a la localidad y al lugar para el que trabajan. Esta ayuda asciende a 367.582 euros y ha sido cofinanciada por el Fondo Social Europeo. 
El delegado territorial explicó que de esta subvención se beneficiarán 46 entidades locales. «Los beneficiarios serán 43 Ayuntamientos y tres Mancomunidades y esto permitirá contratar durante tres meses a 81 personas con algún tipo de discapacidad». La finalidad de esta subvención es promover la contratación temporal por parte de entidades locales de personas desempladas con reconocimiento de un grado de discapacidad igual o superior al 33%, para la realización de obras y servicios de interés público y utilidad social.
 
OTRAS LÍNEAS DE AYUDA. El delegado territorial apuntó que a esta resolución de contratos con personas con discapacidad hay que sumar otras líneas de ayuda por parte de la Junta durante este año. «Recientemente el Ayuntamiento de la capital recibió 415.000 euros para poder contratar durante seis meses a 86 desempleados» manifestó. 
Además, la Junta apoyó a la Diputación para la dinamización económica y de creación de empresas en el ámbito rural. «Financiamos con 175.000 euros para que durante 11 meses pudieran contratar a siete técnicos» aclaró.
Desde la Delegación Territorial también se trabajó con el conjunto de los Ayuntamientos. «Subvencionamos con 730.000 euros a 83 Ayuntamientos para que puedan contratar a 146 trabajadores durante seis meses». Asimismo se ha respaldado a otros 30 Consistorios para que dieran trabajo a 40 desempleados dentro de la franja de exclusión social durante medio año.
El conjunto de subvenciones que la Junta destina a fomentar el plan de empleo local supone, en total, casi 1.900.000 euros. A ello Luis Domingo González sumó el programa Dual de formación y empleo en el que la Junta subvenciona con 1.190.000 euros 15 proyectos para la contratación de 190 desempleados, 160 alumnos y 30 docentes.
Sumando todos los conceptos que contribuyen a crear empleo en colaboración con entidades locales, este año 2014, la Junta ha aportado en torno a 3.100.000 euros y esto ha permitido contratar unas 550 personas desempleadas. «Con estas ayudas se ha permitido que cada una de estas personas rehaga su proyecto vital y, ademas, ocasione un bien en la entidad local donde están trabajando» concluyó Domingo González.
Imprimir

IRPF, Cambios para personas con DISCAPCIDAD

Escrito por MANUEL on .

Los trabajadores mayores de 65 años perderán las reducciones fiscales complementarias en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) a partir del 1 de enero de 2015, cuando entre en vigor la reforma de este gravamen que el Consejo de Ministros aprobó el pasado 1 de agosto.

La medida llega después de las reformas del sistema de pensionesque elevarán progresivamente la edad de jubilación hasta los 67 años a partir de 2027. En concreto, la edad de retiro se situará en 65 años y tres meses en 2015.

Hasta 52.930 contribuyentes se beneficiaron de esta medida en 2012 con una deducción media de 2.700 euros por trabajador. Sin embargo, ahora que la edad de jubilación será mayor, se suprime "sin que se remplace por cantidad alguna en concepto de gastos deducibles", tal y como consta en la memoria del proyecto de ley.

Y esta no es la única medida de la reforma fiscal. El proyecto de ley sustituye también otras reducciones actuales por gastos deducibles de los rendimientos del trabajo.

En concreto, las reducciones complementarias que se aplican hasta ahora por movilidad geográfica de personas desempleadas que acepten un puesto de trabajo que exija su traslado de residencia serán sustituidas por 2.000 euros anuales adicionales a las deducciones generales en dos ejercicios.

Por su parte, los trabajadores activos con discapacidadincrementarán la cuantía deducible en 3.500 euros anuales, o hasta 7.750 euros si acreditan necesitar ayuda de terceras personas, movilidad reducida o un grado de discapacidad igual o superior al 65%.

Asimismo, el proyecto de ley reduce del 40% al 30% la reducción sobre los rendimientos del trabajo generados en más de dos años si se imputan en un único periodo impositivo, con un límite máximo que seguirá en los 300.000 euros. No obstante, no se aplicará esta reducción si en los cinco periodos impositivos anteriores el contribuyente hubiera tenido otros rendimientos de este tipo a los que ya hubiera aplicado la reducción.

Reducción general por rendimientos de trabajo

Además la reducción general por obtención de rendimientos del trabajo se desdobla en dos partes. Por una parte, habrá una cantidad variable en función de los rendimientos, con una cuantía máxima de 3.700 euros si no exceden los 11.250 euros anuales, que decrece linealmente hasta cero para rendimientos por encima de los 14.450 euros anuales o si se perciben rentas distintas del trabajo superiores a los 6.500 euros anuales.

Por otra parte, se introduce una cantidad fija de 2.000 euros anuales -4.000 euros si se trata de parados que trasladan su domicilio para aceptar un empleo- en concepto de gastos deducibles sin necesidad de justificación que se aplicará independientemente de la cuantía de los rendimientos del trabajo percibidos.

Dependencia y discapacidad

Los discapacitados podrán deducirse adicionalmente hasta 3.264 euros (7.242 euros si necesitan ayuda de terceros, tienen movilidad reducida o la discapacidad supera el 65%), que sustituirán las deducciones actuales, que están configuradas de forma lineal en 2.652 euros para todos los discapacitados a partir de determinado nivel.

Se considerarán gastos deducibles las cotizaciones a la Seguridad Social o mutuas generales obligatorias, las detracciones por derechos pasivos, las cotizaciones a los colegios de huérfanos o entidades similares, las cuotas sindicales o de colegiación obligatoria, los gastos de defensa jurídica derivados de litigios suscitados con el pagador de los rendimientos (hasta 300 euros anuales).

Según el Ejecutivo, el efecto de estos gastos deducibles será "relativamente mayor" para los contribuyentes de rentas bajas, para los parados que acepten un trabajo en otro municipio y para los discapacitados, de modo que la medida "induce progresividad" en el IRPF.

Empresas

Por su parte, el proyecto de ley del Impuesto sobre Sociedades, que también entrará en vigor a principios del próximo ejercicio, mantiene varias de las deducciones que las empresas se pueden aplicar por creación de empleo y por contratación de trabajadores con discapacidad.

Sin embargo, suprime otras deducciones, entre las que se cuentan las de adaptación de vehículos para discapacitados o guarderías para los hijos de sus trabajadores, así como las de los gastos de formación profesional.