JoniJnm.es
JoniJnm.es
Imprimir

Guipúzcoa lidera el empleo social

Escrito por www.isencial.com on .

Grupo Gureak y KL-Katealegaia gestionan el 95% de los trabajos de personas en riesgo de exclusión - La crisis obliga a buscar nuevos nichos de mercado

 

Agustín Landa, de 55 años, recorre con un ritmo pausado el taller industrial de KL-Katealegaia en Hernani, uno de los 13 centros que la empresa de empleo social tiene en Guipúzcoa. Con 21 años perdió una pierna en un accidente de tráfico y desde entonces trabaja con un 38% de minusvalía, actualmente, en el departamento de compras. Agustín no tarda en comentar que ahora hay más igualdad con los discapacitados que hace años. "Pero falta una mayor incorporación de las personas discapacitadas al empleo ordinario. La mayoría de la gente que trabaja aquí está capacitada para trabajar en cualquier empresa", recalca.

Las empresas de empleo social tienen claro que uno de los logros del sector en Guipúzcoa en los últimos años ha sido la contribución al mantenimiento de la competitividad del tejido empresarial en el territorio. Además de generar más y mejores empleos para las personas en riesgo de exclusión por su discapacidad (psíquica, física, sensorial y con enfermedad mental). Quieren ir quitando la etiqueta de "especial" y lograr una normalización. Los retos que afronta el sector pasa por una mayor inserción laboral en las empresas ordinarias y la búsqueda de nuevos nichos de mercado.

Para reforzar y consolidar este camino se firmó hace dos semanas un nuevo acuerdo de colaboración entre la Diputación Foral de Guipúzcoa, el Grupo Gureak y KL-Katealegaia. El 95% del empleo social está gestionado por estas dos empresas sin ánimo de lucro que ocupan a 5.027 discapacitados, el 1,6% de la población ocupada.

A esto hay que añadir que los dos centros generan un ahorro anual de 8 millones de euros en servicios asistenciales a personas con discapacidad intelectual y con enfermedad mental. Las empresas que contratan discapacitados reciben ayudas y obtienen beneficios fiscales. Pero también generan retornos importantes a la Hacienda Foral. En 2009 Grupo Gureak y KL abonaron en torno a 30 millones de euros en impuestos.

En Guipúzcoa, cada 20 kilómetros hay un establecimiento de trabajo. Los discapacitados se reparten por 45 centros especiales cuya producción se destina a importantes clientes industriales como Orona, Irizar, fagor, Indar, CAF, Copreci, Ikor, Artetxe, entre otros.

"Estamos consiguiendo que no se nos vea solo desde el prisma de la asistencialidad. Nuestros clientes nos llaman porque damos un servicio de calidad, competitivo en precio y se sienten gratificados por abrir una línea de colaboración que es interesada y que funciona bien", señala Iñaki Alkorta, presidente del Grupo Gureak.

Con una trayectoria en el empleo social de 30 años, Gureak tiene 25 centros, 16 del sector industrial y 9 del de servicios, KL-Katealegaia a su vez tiene 13 centros industriales. De esta forma, las dos empresas extienden su actividad por todo Guipúzcoa facilitando la movilidad de personas que por sus limitaciones físicas o psíquicas tienen problemas para el desplazamiento.

KL-Katealegaia tiene un doble carácter de economía social. Además de centro especial es una iniciativa propiedad de los propios trabajadores (cuentan con el 70% de las participaciones). El resto se reparten entre Diputación, Fundación Once y Grupo Gureak, que acompañan en la gestión de este proyecto.

Para Pablo Nuñez, director de KL-Katealegaia, el empleo especial es "un engranaje necesario en la cadena de valor que contribuye a la competitividad que de otra manera soportarían con mayor dificultad la competencia globalizada y la descolocación".

La crisis económica obliga también al sector del empleo social a buscar nuevos nichos de mercado. El Grupo Gureak, por ejemplo, lleva años diversificándose en el sector servicios donde tiene un 55% de sus actividades. Uno de estos ejemplos es el proyecto Egunon que pretende crear 200 puestos de trabajo con la distribución postal y la personalización de la entrega a domicilio.