JoniJnm.es
JoniJnm.es
Imprimir

Revilla adeuda salarios en centros de empleo y ayudas para medicinas

Escrito por MANUEL on .

El próximo presidente de Cantabria promete ser tan previsible como Mariano Rajoy, es decir, que los ciudadanos no encontrarán en su Gobierno (si está en su mano) ningún sobresalto porque cumplirá paso a paso con lo prometido y los periodistas se las verán para encontrar grandes titulares, según él mismo reconoce. Se ha encontrado con un Miguel Ángel Revilla que se niega a acelerar el traspaso de poderes y sabe que ni él ni los socialistas se lo van a poner fácil. Sólo espera que los cántabros vean que su forma de hacer es eficaz y que él sí está comprometido con la región, no como Alfredo Pérez Rubalcaba, al que hace mucho tiempo que ve “muy lejos” de su tierra natal.

-Revilla no le llamó cuando ganó las elecciones. ¿Han tenido contacto después?

-Un encuentro en una fiesta local de Santander en el que nos saludamos. La candidata socialista me llamó para felicitarme con el recuento aún en proceso. Ya.

-¿El traspaso se ralentiza porque les cuesta dejar el poder, no tienen la documentación preparada o tienen algo que no quieren darle?

-Creo que se suman los tres factores. Al no esperar este resultado no tenían preparado el proceso. Tampoco están poniendo gana ninguna en hacerlo.

-Han llegado a acuerdos con el PRC en los municipios. ¿Se repetirá en la Asamblea?

-Las relaciones personales en los ayuntamientos condicionan mucho las actitudes de los ediles, no lo veo en otro plano. El PRC ha intentado también quitar alcaldías al PP. Luego no es fruto de una estrategia de acercamiento de los regionalistas o, como ha leído el PSOE, de un giro a la derecha del PRC. Es un partido que carece de ideología, luego difícilmente girará hacia ningún sitio.

-Revilla ha convocado plazas de libre designación en Sanidad en su tiempo de descuento.

-La portavoz de Sanidad del PP dijo que era una canallada y una desvergüenza y sugirió a quienes quisieran optar a esas plazas que se abstuvieran. Es lo que opino. Es fruto de un proceder bastante deshonesto que estoy percibiendo en esto y en otras cuestiones, como pretender la adjudicación de una obra con un coste de más de 58 millones de euros en Comillas.

-¿Qué espera encontrar en las arcas públicas?

-Lo que ya estoy viendo. Existen informes de sectores industriales como Farmaindustria que advierten de una inmensa deuda del Servicio de Salud con un retraso medio que casi llega a los dos años en el pago de algo vital como material sanitario y medicamentos. Conocemos más retrasos en pagos a sectores de carácter social que tardan más de nueve meses en cobrar ayudas. Por ejemplo, los centros especiales de empleo, en los que las asociaciones dan trabajo a personas con discapacidad, y no reciben las ayudas para los salarios.

-¿La herencia de Revilla es sólo deuda?

-Los cántabros han suspendido al Gobierno porque les cuesta encontrar un logro de carácter estructural en beneficio de la sociedad cántabra. No encuentran grandes actuaciones que sirvan para relanzar nuestra región y sí perciben una larguísima lista de promesas incumplidas.

-¿Cuáles?

-El Hospital Universitario de Valdecilla se tenía que haber terminado en 2007 y tenía que haberse financiado íntegramente por el Gobierno de Zapatero. Estamos en 2011, le queda más de un año de obras y lo estamos pagando los cántabros. Los cántabros sienten que se les ha tomado el pelo. Toda la obra pública del Estado está parada en Cantabria. La Autovía Dos Mares, que nos iba a unir con el Mediterráneo ha sido otra promesa reiterada. En el Campus de Comillas llevamos seis años trabajando en un proyecto del que sólo sabemos que se han gastado 72 millones de euros, pero los cántabros no saben ni en qué ni para qué se ha gastado ese dinero. A los ciudadanos les cuesta identificar una obra llevada a cabo por este Gobierno del que se sientan orgullosos.

-Ahora le tocará a usted lidiar con Zapatero. ¿Cómo ve que será esa relación?

-Respetuosa y cordial, pero espero que más productiva. La sintonía personal con Revilla sólo ha servido para que desaparezca la obra pública y sea la región peor tratada en el reparto de fondos comunitarios.

-¿Y usted, qué exigirá?

-Todo lo que había sido prometido al anterior Gobierno pero con otras prioridades. Si para Revilla eran el AVE o la Autovía Dos Mares, para el PP lo será la financiación íntegra e inmediata del Hospital de Valdecilla.

-¿Será igual de exigente si Rajoy llega a La Moncloa?

-Por la cuenta que me trae a mí y a los cántabros. Reclamaré del Gobierno la compensación a los muchos años de nada con el que el Ejecutivo socialista nos ha castigado.

-Su primer gran reto serán los presupuestos. ¿Los aprobados en Cataluña, con una reducción del gasto del 10%, son un ejemplo a seguir?

-El compromiso adquirido y que tengo una decidida voluntad de cumplir pasa por una reducción de consejerías y de altos cargos.

-¿Con cuántas consejerías se quedará?

-Con ocho. También bajará el gasto de Administración, habrá una reorganización para la reducción drástica de empresas públicas y se redactará un plan del ahorro en gasto corriente. Todo eso tiene que servir para compensar la bajada de ingresos por la eliminación del impuesto de sucesiones y donaciones y para disponer de recursos suficientes para mantener recursos básicos como la sanidad, la educación o la atención a la dependencia.