JoniJnm.es
JoniJnm.es
Imprimir

El empleo de discapacitados se mantiene en 2012 gracias a la iniciativa social

Escrito por Europa Press on .

Las personas con discapacidad que han conseguido empleo en 2012 ascienden a 55.800, un 1,4 menos que el año anterior. Pero además, la tasa de empleo de este colectivo no ha caído más gracias a los contratos realizados por los denominados Centros Especiales de Empleo, promovidos por asociaciones, fundaciones y entidades vinculadas al movimiento asociativo de personas con discapacidad. Del total de contratos realizados en el año que acaba, 38.872 los realizaron estos centros, una cifra que además ha crecido un 2,6% respecto a 2011. En España hay 1.900 Centros Especiales de Empleo. Todos tienen al menos un 70% de la plantilla con alguna discapacidad y en ellos trabajan 64.000 personas de este colectivo.

En la actualidad, tienen trabajo e España 337.300 personas con discapacidad, de los cuales casi el 60% son hombres. La inmensa mayoría de ellos trabajan en el sector servicios (83%). “El 77% de estas personas estudian solo hasta la secundaria obligatoria o la FP, mientras que en el resto de la población este porcentaje es el 66%. Es un problema añadido, ya que a mayor nivel de estudios es más fácil encontrar un empleo”, destaca la directora de Empleo, Formación y Proyectos de la Fundación ONCE, Sabina Lobato. “Si no fuera por el trabajo generado en los centros especiales, que funcionan como un colchón de seguridad para este colectivo, la creación de empleo de estas personas habría caído un 9,2% este año”, afirma Lobato.

La Fundación ONCE promueve muchos de los empleos para discapacitados que se generan en España. En 2012, ha contribuido a crear más de 4.100 empleos para ellos. Su programa estrella para la integración laboral de estas personas es FSC Inserta. Éste cuenta a su vez con una iniciativa para la lucha contra la discriminación, en marcha desde 2007, gracias a la cual se han realizado 16.000 contratos desde 2009. Este programa, conocido como Por Talento, que está cofinanciado por el Fondo Social Europeo y que se inició hace once años, ha permitido la creación de un total de 35.000 empleos para discapacitados. En la bolsa de trabajo de FSC Inserta están inscritas 166.000 personas.

Aún así, ese número es muy inferior al de 1,2 millones de individuos en edad laboral que, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), cuentan con un certificado de discapacidad. De ellas, 461.600 están laboralmente activas (es decir, bien trabajan o bien están buscando empleo de forma activa) y el 76,7% de las mismas (337.300), están ocupadas. La tasa de actividad de este grupo de población es del 36,6%, más de cuarenta puntos por debajo de la de las personas sin discapacidad (que es del 76,4%). Respecto al tipo de trabajo que realizan en este colectivo, el 89% son asalariados, la mayoría con contrato indefinido.

Integración e independencia

Un total de 49 empresas se han acogido ya al Programa Inserta de la Fundación ONCE. En el último año se han unido, por ejemplo, el Grupo Pelayo, Accenture, Alentis, Orizonia, el Grupo DIA, Acciona y el Grupo Leche Pascual. El cálculo es que estos acuerdos supondrán la creación de 1.390 puestos de trabajo. Para las personas con discapacidad, el empleo es fundamental para su integración social, además de para su acceso a una vida independiente. Precisamente la formación de este colectivo para mejorar sus condiciones de empleabilidad es otro de los aspectos en los que está centrado el programa Inserta. A sus cursos de formación han accedido ya 21.000 personas desde 2009, y en el año que ahora concluye los han hecho 4.300 personas discapacitadas.

La fotografía de la discapacidad en España que plasman los datos de la Encuesta sobre Discapacidad, Autonomía personal y situaciones de Dependencia 2008, del Instituto Nacional de Estadística, refleja que hay 3,8 millones españoles con discapacidad. Aunque se calcula que en los años transcurridos desde entonces esta cifra puede haber superado los cuatro millones de personas, lo que representa el 10% de la población. Se estima que en uno de cada cuatro hogares se da una situación de discapacidad.

La iniciativa televisiva Capacitados, una serie que se ha emitido en La 2 de TVE y que acaba de concluir, pretendía enseñar la realidad en la que vive este colectivo cada día y demostrar a los empresarios que con una discapacidad es posible desempeñar bien un trabajo. Tres directivos de grandes empresas (Marcos de Quinto, presidente de Coca Cola Ibérica; María Garaña, presidenta de Microsoft España, y Ferrán Adrià, chef y copropietario de El Bulli) vivieron una jornada en la piel de una persona con discapacidad en el programa Capacitados. Estas navidades, los tres han mandado en total 6.350 cartas firmadas a directivos empresariales pidiéndoles “una mayor sensibilización con la contratación” de estas personas.