JoniJnm.es
JoniJnm.es
Imprimir

La Fundación Realmadrid y Banco Espírito Santo crearán una escuela de baloncesto en silla de ruedas en Madrid

Escrito por Isencial on .

La firma del convenio tuvo lugar en la Puerta 0 del estadio Santiago Bernabéu y contó con la presencia del director de Relaciones Institucionales del Real Madrid Emilio Butragueño

Realmadrid.com

La Fundación Realmadrid y Banco Espírito Santo han firmado en la Puerta 0 del estadio Santiago Bernabéu un convenio de colaboración para la creación de una escuela de baloncesto en silla de ruedas en el Centro Deportivo Municipal La Masó en Madrid.

El acto, celebrado en la Puerta 0 del estadio Santiago Bernabéu, estuvo presidido por Enrique Sánchez, vicepresidente ejecutivo de la Fundación Realmadrid; Pedro J. Escudero, director general en España de Banco Espírito Santo; Emilio Butragueño, director de Relaciones Institucionales del Real Madrid y Rafael Rullán, responsable de las escuelas sociodeportivas de baloncesto de la Fundación Realmadrid.Emilio Butragueño destacó que el objetivo es “potenciar un deporte sin barreras, que todo el mundo pueda practicarlo y en el que la discapacidad no sea un inconveniente para la convivencia. Esta nueva escuela de baloncesto será un punto de encuentro para que todos aquellos que quieran disfrutar juntos del deporte, puedan hacerlo mejorando su desarrollo personal, físico y emocional y creando unos hábitos saludables”. Por su parte, Pedro J. Escudero mostró su satisfacción explicando que: "La propia Fundación Realmadrid es un ejemplo a favor de las políticas de Responsabilidad Social Corporativa y un vehículo de contacto con grupos sociales que merecen apoyo en diversos lugares del mundo. Nos honra su compañía en este proyecto”.  Esta será la primera escuela de esta modalidad de la Fundación Realmadrid, con el objetivo de buscar la integración e  inclusión de menores con discapacidad física, en el marco de la Alianza por el Deporte Inclusivo, y paliar las dificultades que este colectivo tiene para practicar deporte adaptado. La escuela, que arrancará con un grupo de entrenamiento, podrá dar atención individualizada a 25 jugadores por temporada, en función de los niveles y necesidades.