JoniJnm.es
JoniJnm.es
Imprimir

Los centros especiales de Empleo, deben ser más eficaces y rigurosos

Escrito por ABC on .

Preside la recién constituida Feacem Castilla y León, la Asociación de Centros Especiales de Empleo que se presenta como la patronal del sector en la Comunidad. Representa a 38 centros con 1.900 empleados y arranca su actividad haciendo autocrítica y fijando objetivos de sostenibilidad para salir de la crisis más fuertes.

-¿Por qué nace esta nueva patronal?

-Nos unimos por tres razones. La primera responde al axioma reinante de «asociarse o morir»; buscamos compartir tecnologías, nuevas prácticas, principios fundamentales... En segundo lugar, en nuestras relaciones con la Administración necesitamos trabajar unidos para ser más rigurosos y eficaces en tiempos tan difíciles. Y por último, perseguimos el mismo objetivo de crear empleo y afrontamos los mismos retos, como el de superar las tasas de inactividad de las personas con discapacidad, que triplican las cifras generales, así queconsensuaremos propósitos para que la economía social sea viable.

-¿Cómo afrontan la relación con sus trabajadores?

-Nos regiremos por el marco del convenio estatal, pero sin olvidar que siempre buscamos la mejora profesional. Queremos revisar la calidad salarial para mejorar el Salario Mínimo Interprofesional y ampliar las capacidades y competencias del personal, tanto de los tutores o profesionales de apoyo como de las personas con discapacidad. Trabajamos en sectores con poco valor añadido, centrados en la manufactura, y nos proponemos acceder a opciones más rentables y competitivas, aún siendo conscientes de que estamos en un mercado encogido. Esta asociación es una oportunidad para trabajar mejor profesionalmente, no supone encoger estructuras.

El reto de la austeridad

-Villanueva habló en su presentación de disfunciones en el modelo de colaboración. ¿Qué hay que corregir?

-Se le entiende perfectamente. Nos planteó el reto de la austeridad cuando comenzó la crisis y se vincularon las subvenciones a la sostenibilidad. A ser más competitivos, utilizar más tecnología, impartir más formación y, sobre todo, difersificar más. El tratamiento de residuos, la agricultura ecológica o la ganadería son algunos de los sectores donde hay oportunidades. El nuevo modelo de CEE se abre a fijar alianzas con otras iniciativas privadas que buscan un compañero de viaje para el emprendimiento social.

-El número de empleados con discapacidad aumentó el 22% en plena crisis pero sus empresas viven dificultades extremas. ¿Por qué?

-La colaboración con la administración es eficaz, creativa y dialogante, pero también los CEE tienen unos valores y principios que sitúan a la persona por encima de todo. Juntos hemos superado situaciones de extrema dificultad. Además, en 2008, Feacem previó la que se avecinaba y amplió formación y buscó recambios para las carteras de clientes. No es buenismo, somos empresas y también sufrimos la restricción de crédito, el descenso de clientes, las dificultades a fin de mes para pagar a proveedores y nóminas...

-La diferencia es que ustedes cuentan con esa colaboración pública...

-El diálogo ha mejorado mucho y las estrategias dan sus frutos. Se hacen reservas de contratación, itinerarios para racionalizar la búsqueda de empleo... Colaborar va más allá del dinero.

«Intrusismo» social

-En 2013, y pese a los esfuerzos de todos en los ajustes, la Junta destinó a los CEE el presupuesto más bajo desde 2007. ¿Es suficiente?

-Contamos con los recursos básicos para mantener el empleo y aunque han descendido sabemos que se han hecho esfuerzos. Aspiramos a que mejore la situación en 2014 y avanzar en nuevos formatos de emprendimiento y sectores. Lo que tenemos nos sirve para «salvar los trastos».

-¿Les «daña» la responsabilidad social tan de moda?

-No todo es igual de social. Nuestro compromiso es con las personas. Frente al riesgo de «intrusismo», nosotros defendemos la pureza del concepto, nada de márketing.