JoniJnm.es
JoniJnm.es
Imprimir

El presidente de DFA pide cursos de formación específicos para discapacitados

Escrito por Isencial on .

El presidente de la Fundación de Disminuidos Físicos de Aragón (DFA), José Miguel Monserrate, ha reivindicado hoy cursos de formación específicos para los discapacitados ya que, en ocasiones, su escasa preparación es la causa de que queden desiertas las plazas convocadas.

Así lo ha señalado hoy Monserrate durante una visita del consejero de Economía y Empleo del Gobierno de Aragón, Francisco Bono, y del director gerente del Inaem, Jorge Escario, a la sede de la fundación en Zaragoza y, posteriormente, a uno de los centros especiales de empleo en el Polígono de Malpica.

Monserrate ha explicado, en referencia al Estudio de Diagnóstico de la Situación de la Discapacidad en la función pública aragonesa, que revela que el 50 por ciento de las plazas de oposición convocadas por la administración para discapacitados quedan desiertas, que en primer lugar existen problemas con la preparación de las personas.

"Indudablemente, quizás las personas no se preparan lo adecuadamente que tendrían que hacerlo", ha agregado, al tiempo que también ha dicho que habría que pactar de alguna manera el tipo de plazas que se sacan a concurso para que puedan optar los discapacitados, porque según su tipología quedarán desiertas o no.

Y como la preparación influye bastante, según Monserrate, se debería apostar por una preparación específica para este colectivo y que actualmente no existe.

Por su parte el director general del Inaem, Jorge Escario, ha informado de que están a punto de resolver la convocatoria de 21 millones de euros para desocupados, la más importante que se ha efectuado en la comunidad aragonesa y a la que pueden acudir los discapacitados en las mismas condiciones que cualquier otra persona.

Una convocatoria que se realizará por mediación de los centros homologados, de los que existen 350 en Aragón, y de los que la mayor parte tienen habilitado el acceso para minusválidos, ha agregado, aunque ha precisado que no hay una cuota reservada directamente y que tienen el mismo tratamiento que otra persona.

Tanto Monserrate como Bono han señalado que es necesario que las empresas se sensibilicen en cuanto a la contratación de discapacitados, ya que la ley obliga a que un 2 por ciento de los contratados pertenezcan a este colectivo en el caso de las de más de cincuenta empleados.

Según el presidente de la Fundación DFA, se puede cumplir o no porque las empresas pueden aplicar otro tipo de medidas, mientras que el consejero ha dicho que la ley se cumple en general aunque tiene una serie de lagunas y que las compañías podrían hacer más en la contratación directa ya que, a veces, optan por la aportación de fondos.

También Monserrate ha recordado que Aragón ha sido la segunda comunidad en aprobar una ley de contratos del sector público con una horquilla del 5 al 7 por ciento de contratos para los discapacitados.

Y se ha preguntado en este sentido por qué la empresa privada no puede hacer lo mismo dentro de la externalización de sus trabajos, para aquellas personas que tienen una especial dificultad de inserción.

Según Bono, lo fundamental es que cuando se hable de discapacidad no se hable de nada especial sino que cada persona puede hacer un trabajo según sus circunstancias.