JoniJnm.es
JoniJnm.es
Imprimir

El IMAS atendió en 2013 a más de 3.500 personas con discapacidad a través de los servicios de la Ley de Dependencia

Escrito por Europa Press on .

MURCIA, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La Dirección General de Personas con Discapacidad del Instituto Murciano de Acción Social (IMAS), dependiente de la Consejería de Sanidad y Política Social, atendió a lo largo de 2013, a través de los servicios prestados como consecuencia del desarrollo de la Ley de Dependencia, a 3.536 personas con discapacidad de la Región, es decir, 101 personas más que en el periodo anterior.

   El director general de Personas con Discapacidad del IMAS, Juan Castaño, valoró la labor que se lleva a cabo desde de los centros de día, residencias, viviendas tuteladas, asociaciones y entidades, así como desde el Servicio de Promoción y Autonomía (SEPAP) y el Centro de Promoción de la Autonomía Personal (CPAP) para favorecer la integración de este colectivo.

   Castaño subrayó "el trabajo y la importancia" de los servicios prestados a las personas con discapacidad, así como a sus familiares. La finalidad, señaló, "es asesorar, favorecer la autonomía de estas personas y mejorar la atención prestada favoreciendo su carácter individual en función de la situación o el contexto particular".

   En estos momentos, en la Comunidad hay 3.536 plazas de este tipo, de las que 2.203 están en centros de día, 1.079 en residencias, 105 en viviendas tuteladas, 137 en el SEPAP y 12 en el CEPAP. En este sentido, el director general destacó el incremento de 115 plazas en Centros de Día respecto al año 2012, según han informado fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

   Los centros de día, indicó Castaño, son un "recurso fundamental" para aquellas personas con discapacidad física y gran nivel de dependencia, ya que permiten que se relacionen y se retrasa su institucionalización. Además, añadió, supone un respiro para el cuidador y posibilita la permanencia de la persona con discapacidad en el núcleo familiar.

   Asimismo, se aumentó en 23 el número de plazas en viviendas tuteladas, por lo que el director general manifestó que "este tipo de recurso tiene como finalidad que aquellas personas que sufren algún tipo de discapacidad aprendan a desenvolverse por sí solas en un ámbito diferente al entorno familiar".

   Desde la Dirección General de Personas con Discapacidad, a través de su red de centros y en colaboración con las distintas asociaciones y entidades, también se imparten talleres y actividades formativas para posibilitar que estas personas adquieran las capacidades mínimas que les permitan desempeñar un oficio e incorporarse al mundo laboral.

COLABORACIÓN CON ASOCIACIONES

   El Gobierno regional, durante los últimos años también ha suscrito convenios con distintas entidades no lucrativas de iniciativa social cuyas actividades van dirigidas a atender al sector de Personas con Discapacidad, fuera del sistema de cobertura que ofrece la Ley de Dependencia.

   En total, se financian con más de 630.600 euros a 19 asociaciones sin ánimo de lucro que dan cobertura a 8.000 beneficiarios, incluidas tanto las personas con discapacidad como sus familiares, mediante programas y servicios que promueven la inclusión, el bienestar social y dar respuesta a las necesidades específicas de cada persona.

ATENCIÓN TEMPRANA

   Desde la Dirección General de Personas con Discapacidad del IMAS también se trabaja en materia de Atención Temprana. A través de este servicio se atiende a menores de cero a seis años con trastornos en su desarrollo o que podrían tener riesgo de padecerlos.

   Así, el Ejecutivo autonómico mantiene mecanismos de coordinación con los ayuntamientos y con las entidades para realizar estas actividades, cuya financiación asciende a 3,5 millones de euros, dirigidas a 3.500 menores de la Región de Murcia.

   La atención a estas personas, a través de distintos servicios, supone "un apartado determinante", aseguró el director general, en la puesta en práctica de la Ley de Dependencia, que hace especial énfasis, según concluyó, en la promoción de la autonomía personal de quienes tienen discapacidad.

Discapacidad y empleo