JoniJnm.es
JoniJnm.es
Imprimir

73 discapacitados del centro San Francisco serán trasladados a Mos

Escrito por ahmad on .

Un total de 73 discapacitados psíquicos del centro San Francisco de Coia serán trasladados a partir de octubre a Mos porque la oenegé ha perdido el concierto con la Xunta, que supone unos 760.000 euros al año de ayuda pública que irán a la nueva empresa que les atenderá.

La Consellería de Traballo e Benestar Social esgrime que el centro no ha adaptado sus instalaciones a la normativa de accesibilidad. Desde el año 2011 la Xunta instó a San Francisco a que eliminase todas las barreras arquitectónicas de las instalaciones de la calle Cangas y la institución solo lo ha hecho a medias, según fuentes del departamento que dirige Beatriz Mato.

Desde la entrada en vigor de la Ley de Servicios Sociales en 2008 y la de Contratos en 2009, la prestación de servicios debe hacerse vía contrato con centros debidamente acreditados, no a través de convenios como lo que se mantenía con la Asociación Galega San Francisco (Agasfra). Para realizar una contratación directa de servicios sin concurso se tiene que dar el caso de que no exista ninguna otra empresa o entidad en la zona.

Estos cambios, establecidos por imperativo legal, fueron aplicándose paulatinamente desde el año 2008 y 2009, y todas las entidades adaptaron y acreditaron sus centros para poder acceder a los concursos públicos y pasar de convenios a contrato público. «Los gestores de Agasfra conocían la necesidad de esta regularización, punto que se les comunicó tanto por escrito, hasta en tres ocasiones, como en diversas reuniones», señaló la Xunta.

El pasado año la asesoría jurídica advirtió que esta situación irregular no podía prorrogarse durante más tiempo y que había que realizar una convocatoria pública a la que concurriesen diversas entidades o empresas.

Así, el pasado 8 de agosto de 2014 la Consellería de Traballo e Benestar publicó un concurso público para adjudicar 73 plazas de atención a la discapacidad intelectual en la zona de la comarca de Vigo. Cincuenta y cinco son de atención diurna y 18 residenciales.

Al concurso se presentaron Doral, atención residencial y la Asociación Galega San Francisco (Agasfra). La primera obtuvo mucha más puntuación que la segunda y se ha adjudicado provisionalmente el concurso, que puede ser recurrido. El gobierno gallego insiste en que la ley obligaba a sacar a concurso estas plazas a través de un procedimiento abierto.